La sesión de cráneo podal la podemos definir como un relax absoluto. Se inicia con un relajante masaje desde los pies hasta las rodillas, para pasar a continuación con el cuello y la parte superior de los hombros y acabar con un masaje facial y de cabeza. De esta forma conseguimos un efecto sedante y liberador de tensiones.

Indicado para:

  • Estados de ansiedad y estrés
  • Tensión y cansancio general
Volver

Siguiente ⇒ Reflexología Podal