Esta técnica ideal para piernas cansadas, tiene la finalidad de activar la circulación sanguínea y linfática, ya que tiene un efecto tanto circulatorio como drenante.

Los movimientos son lentos y en dirección ascendente, hacia el corazón, para favorecer el retorno venoso, que es el causante de la hinchazón, por ejemplo de los tobillos, y de las piernas cansadas.

Para mejorar nuestra circulación es importante una buena alimentación y evitar una vida sedentaria.

Indicado para:

  • Retención de líquidos
  • Piernas cansadas
  • Mala circulación sanguínea
Volver

Siguiente ⇒ Técnica Cráneo Podal