La reflexología podal se efectúa presionando los diferentes puntos reflejos de todos los sistemas del cuerpo, que tenemos en el pie.

A través de la planta del pie podemos trabajar de forma indirecta diferentes partes del cuerpo: órganos, músculos, articulaciones… estimulándolos o relajándolos, según convenga.

Podemos trabajar muchas alteraciones del organismo, aunque por su efecto calmante y relajante, es altamente efectivo para:

  • Ansiedad
  • Cansancio general
  • Problemas para dormir
  • Estados de estrés
Volver

Siguiente ⇒ Técnica Geotermal