Con la liberación somatoemocional trabajamos las repercusiones físicas que hay en el cuerpo, creadas por situaciones complicadas o vivencias traumáticas, que generan toda una serie de emociones difíciles de gestionar y que dejan su huella en nuestro organismo a modo de «coraza emocional».

En muchas ocasiones la tensión acumulada durante esas épocas, dejan su rastro en el cuerpo en forma de pequeñas contracturas, las cuales se pueden llegar cronificar, haciendo que de forma intermitente aparezcan molestias y malestar.

Para conseguir que el cuerpo recupere su equilibrio natural, el osteópata libera las tensiones que puedan haber quedado en la musculatura y que producían bloqueos y malestar.

Haz tu Reserva
Volver

Siguiente ⇒ Drenaje Linfático